Contáctenos: 963 363 367 / 963 36 49 34 / 601421528

Av. Francia, 19, 46023 Valencia Dónde estamos

Mastopexia

Generalmente se conoce a la mastopexia como a la parte de la medicina estética cuyo destino es la remodelación del pecho caído.

El tamaño y la forma de los senos de una mujer vienen prederteminados genéticamente, alrededor de los 17-18 años han completado su desarrollo; no obstante, el pecho femenino sufre constantes transformaciones estructurales y funcionales causadas por un aumento de volumen en el periodo menstrual, embarazo, lactancia y aumento del peso corporal.

Estas suelen ser las causas principales que provocan que el pecho pierda su forma original y empiece a perder elementos de sustento, teniendo en cuenta la irremediable tracción de la gravedad de la tierra.
Cualquiera que sea la causa, la solución para recuperar un pecho firme y en su posición correcta, pasa por realizar una mastopexia (intervención quirúrgica de levantamiento de mamas) esta operación se puede realizar conjuntamente a un aumento con prótesis mamarias.

La presencia de unos pechos caidos puede ser el causante de preocupación, depresión y ansiedad para muchas mujeres.

El levantamiento de senos puede proporcionar un considerable aumento de la autoestima en aquellas mujeres que hayan decidido realizarse una mastopexia, ya que el resultado de la intervención suele derivar en una clara mejora de la imagen corporal.

Riesgos de la mastopexia

Normalmente no suelen producirse grandes complicaciones pero, como en toda operación quirúrgica, existen ciertos riesgos que hay que conocer y aceptar.

Después de la operación habrá dolor que se podrá controlar sin mayor problema con analgésicos, aparecerán moratones en la piel, inflamación y pérdida temporal de la sensibilidad. Quedarán cicatrices permanentes que, en función a la técnica empleada, serán de mayor o menor tamaño y estarán localizadas en distintas partes del seno; con el paso del tiempo las cicatrices tienden a ser poco visibles.

En cuanto a los riesgos, siempre existe la posibilidad de una reacción a la anestesia o cualquier otro tipo de complicación derivada de la cirugía como infecciones, problemas de cicatrización…….

La operación consiste en elevar el pecho caído, remodelar la mama y recolocarlo en la posición más alta posible.

Después de la operación habrá una inflamación de los senos que deberán mantener un vendaje compresivo durante un tiempo. Retirado el mismo habrá que utilizar un sujetador deportivo día y noche durante un mes. Los puntos se retiraran pasadas tres semanas de la operación.

Si el trabajo que realiza la paciente no precisa de gran actividad física, podrá incorporarse al mismo pasados 10 días.

La recuperación será gradual y aunque las mejoras son perceptibles bien pronto, los resultados de la operación no serán óptimos hasta pasado un año.

 Queremos mejorar día a día

Para nosotros es muy importante tu opinión, ésta nos hace mejorar día a día :
RELLENAR FORMULARIO

1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by