Contáctenos: 963 363 367 / 963 36 49 34 / 601421528

Av. Francia, 19, 46023 Valencia Dónde estamos

Liposucción

La liposucción o lipoaspiración es una técnica sanitaria que se utiliza en cirugía estética y que permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversos sitios del cuerpo usando una cánula o jeringa conectada a una máquina succionadora, liposucción mecánica o mediante ultrasonido o liposucción ultrasónica.

En la medida en que estas células grasas no tienen la capacidad de multiplicarse (hiperplasia), se puede asegurar que los adipocitos no se reproducirán. Permite suprimir radicalmente los acumulos de grasa localizada. Estos acúmulos grasos localizados no desaparecen generalmente ni con régimen alimenticio ni con ejercicio físico porque forman parte de nuestra constitución.

La liposucción no constituye un método de adelgazamiento y su objetivo no es controlar el peso del paciente. Nunca sustituirá unos hábitos alimenticios correctos, por lo que debemos afirmar que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad.

Permite la posibilidad de recolocar parte de la grasa superflua extraida como injerto. Es decir que la grasa extraida se vuelve a infiltrar en otras zonas corporales para darles mejor volumen y forma con fines estéticos, con lo cual se habla de lipoescultura.

La duración de la intervención es muy variable, ya que dependerá de la cantidad de grasa extraida y de las zonas a tratar, pudiendo ser muy rápida (45 minutos) para la extracción de la grasa en la cintura, o prolongarse hasta tres horas en los casos más importantes.

La hospitalización puede ser corta, algunas horas para las lipoaspiraciones pequeñas (cuando se usa anestesia local) . Será de un día cuando usamos anestesia general para liposucciones más importantes.

Complicaciones

Como todo procedimiento quirúrgico la liposucción tiene riesgos inherentes y que en la mayoría de casos pueden evitarse con una técnica quirúrgica meticulosa y un análisis prequirúrgico cuidadoso.

Las complicaciones mayores son las hemorrágias que pueden causar choque hipovolémico, la trombosis venosa y el subsecuente embolismo pulmonar así como embolismo graso, el edema pulmonar y el infarto cardiaco.
Localmente en las áreas intervenidas, también se presentan deformidades o irregularidades del contorno, hipoestesia de la piel localizada sobre el área liposuccionada, equimosis extensas que pueden resolverse parcialmente quedando manchas por acumulación de hemosiderina, aparición de seromas, las infecciones que van desde las leves hasta las correspondientes a una fascitis necrotizante.

Los fallos en la técnica también puede llevar a asimetrías, quedando una zona del cuerpo más prominente que la otra, a sobrecorrección que deja una depresión en la piel y que luego hay que corregirla con un lipoimplante o a falta de corrección, teniendo que hacer una segunda liposucción.

El post-operatorio

  • Es conveniente decir que dependerá de la cantidad de grasa extraida.
  • La equimosis (cardenales) y el edema (hinchazón) aparecen a nivel de las zonas tratadas, pero al cabo de un par de días a veces pueden descender a los tobillos.
  • El dolor varía según el paciente, pero en general no es significativo cuando se emplean cánulas finas, controlable con analgésicos.
  • La actividad normal puede iniciarse entre 4 y 7 días después de la intervención y también dependiendo de la grasa aspirada.
  • La equimosis desaparecerá a los 20 días después de la intervención.
  • La prenda de presoterapia (faja) debe llevarse durante 2-4 semanas
  • La actividad deportiva conviene iniciarse a partir de la 4 semana.
  • Para apreciar los resultados definitivos hace falta dejar pasar 6 meses desde la intervención. Frecuentemente es satisfactoria, siempre y cuando la indicación y la técnica hayan sido correctas

 Queremos mejorar día a día

Para nosotros es muy importante tu opinión, ésta nos hace mejorar día a día :
RELLENAR FORMULARIO

1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by